Carta abierta de Selva Herbon a los diputados

Carta Abierta a la Cámara de Diputados de la Nación

Por la presente, me dirijo a Uds. con el objeto de solicitarles, tengan a bien arbitrar los medios necesarios para el tratamiento de los proyectos de Ley presentados por varios integrantes de ésta cámara, sobre derechos del paciente hacia el final de la vida. La situación por la que estamos pasando como familia es desgastante y dolorosa, considerando que tenemos una beba de 2 años y 3 meses en estado vegetativo permanente. La situación de mi hija es irrecuperable e irreversible, y hay un vacío legal que impide retirar el soporte vital. Han dado su dictamen sobre la situación de Camila, los comités de bioética de Fundación Favaloro, INCUCAI, el Ministerio de Justicia y Derechos Humanos y Centro Gallego, éste último donde se encuentra internada actualmente mi hija. Todos coinciden en que lo mejor es limitar el esfuerzo terapéutico y retirar el soporte vital, sin embargo ningún médico quiere desconectar el respirador porque dicen que hay un vacío legal y el hecho se convertiría en homicidio. Por ello les suplico desde mi condición de madre, contemplando el mío y muchos otros casos, se abra un espacio de debate en el recinto, como así también se abrió en el seno de nuestra sociedad, al haber tomado estado público los casos de Melina González y Camila Sánchez, estas situaciones de vacío legal, son las que requieren urgencia, ya que su demora vulnera los derechos humanos e impide a una familia optar por ampararse en los beneficios de esta ley. Más allá del color político al que representen sería necesario un acuerdo entre los distintos bloques para tratar este tema, que está por encima de la fría letra de una ley, visto que está en sus manos la posibilidad de permitir terminar con el dolor y sufrimiento de muchas familias argentinas. Por todo lo expuesto, es imprescindible que nuestro país cuente con una ley contra el encarnizamiento terapéutico. Necesitamos que se trate en el Congreso una ley que permita el retiro del soporte vital cuando ya no hay nada más que hacer.

Tomo aquí palabras textuales del Catecismo de la Iglesia Católica: …”Interrumpir estos tratamientos es rechazar el “encarnizamiento terapéutico”. Con esto no se pretende provocar la muerte; se acepta no poder impedirla”…(pág. 568).

Quedo a su disposición si es que requieren de documentación o desean que aporte mi testimonio, no tienen más que convocarme.

Atte. Selva Herbon

Tomado de http://materialsensible.com.ar/camila/carta-abierta-a-la-camara-de-diputados-de-la-nacion/

 

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s


A %d blogueros les gusta esto: