Science as a public enterprise: the case for open data

Science as a public enterprise: the case for open data

vía Science as a public enterprise: the case for open data : The Lancet.

Uno de los requisitos de la ciencia es la publicidad. Toda la comunidad científica debe tener acceso a los datos experimentales sobre los que se edifica nuevo conocimiento público, que puede ser refutado, o no ser reproducible en ámbitos experimentales similares o diferentes.

Pero actualmente parecería que el objetivo de la ciencia, o al menos de gran parte de la investigación biomédica, no es la producción de conocimiento sino de patentes. Esto lleva al aborrecible concepto de propiedad exclusiva de los datos de investigación, o “data exclusivity”, lo cual imposibilita la reproducción de los ensayos clínicos por otros investigadores, obligando a quienes quieran verificar sus conclusiones a reproducir el ensayo en nuevos seres humanos. Esto está totalmente reñido con la ética de la investigación con seres humanos, al aumentar el  riesgo para un nuevo grupo de personas.

Pero el objetivo primario de la industria farmacéutica NO es la producción de conocimiento sino de beneficios económicos para sus accionistas. Este objetivo está en abierta contradicción con el de producir conocimiento público generalizable, y con el de beneficiar a la salud pública o a la humanidad.

Parece interesante, entonces, que se haya generado un debate al respecto. El trabajo “Science as a public enterprise: the case for open data”, de Geoffrey Boulton, Michael Rawlins, Patrick Vallance y Mark Walport, publicado hoy en The Lancet, Volume 377, Issue 9778, Pages 1633 – 1635, propone una nueva reflexión sobre el tema.

(se recomienda leerlo teniendo en cuenta que MR is the Chairman of the National Institute for Health and Clinical Excellence. PV is a Senior Vice President at GlaxoSmithKline. MW is the Director of the Wellcome Trust. GB has received travel support from the Royal Society. PV holds stock or stock options in GlaxoSmithKline, is a board member (no remuneration) of Tempero Pharmaceuticals, A*Star Board Singapore and NY Stem Cell Foundation. PV and MW are both board members of Genome Research Limited and Oschr. MR declares that he has no conflicts of interest). Los demás sí lo tienen.

Al final del paper consignan que “the UK’s Royal Society has established a Working Group to explore them in depth and to make recommendations about how they might be addressed. The Working Group now seeks evidence from scientists and from the public.

Si uno se fija en la página web del Working Group encuentra que sostienen que “A case for open access to research data is most obvious where the research has been done at public expense, or where the research has involved experimentation on human beings who have consented to be subjected to risks for the benefit of the public (as in the case of medical research).” lo cual constituye un buen punto de partida.

La página del Proyecto “Science as a public enterprise” es http://royalsociety.org/policy/sape/, y va a ser muy interesante ver como evolucionan sus posiciones…

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s


A %d blogueros les gusta esto: