Archive for 29 marzo 2007

Nuestras miradas (V). Una novedad excelente: Ética de la investigación desde América Latina

marzo 29, 2007

Se ha publicado el libro “Ética de la Investigación en los Seres Humanos y políticas de Salud Pública”. Este libro es el No. 2 de la Serie “Publicaciones científicas” de la REDBIOÉTICA de la UNESCO, publicada en coedición entre la oficina de la UNESCO en México y la Universidad Nacional de Colombia, es resultado del Simposio con el mismo nombre, que se llevó a cabo los días 16 y 17 de mayo de 2005 en Bogotá. Hay ponencias de Penchaszadeh, Vidal, Tealdi, Garrafa, Lorenzo, Franco, Oliveira, etc.

Se puede bajar de http://tinyurl.com/37s2o4

o acceder a través de los siguientes vínculos:

Introducción

Historia y significado de las normas éticas internacionales sobre investigaciones biomédicas

Condición socioeconómica, de género y raza/etnia en las investigaciones biomédicas

Ética e investigación genética

Capacitación en evaluación ética de la investigación en seres humanos

Ética de la investigación en salud pública

Los instrumentos normativos en ética de la investigación en seres humanos en América Latina: análisis de su potencial eficacia

¿Ética o mercado?, una decisión urgente. Lineamientos para el diseño de normas éticas en investigación biomédica en América Latina

Experiencias regionales en la aplicación de normas éticas de la investigación en países de Latinoamérica y Caribe: el caso de Brasil

Investigaciones con seres humanos para un mundo mejor. La experiencia de Cuba

La necesidad de regulación de los comités de ética de investigación biomédica en países en desarrollo como México

Anexo 1 Declaración Universal sobre Bioética y Derechos Humanos

Anexo 2 Carta de Buenos Aires sobre Bioética y Derechos Humanos

Su lectura y divulgación son recomendables.

LJ

Nuestras miradas, nuestras realidades (IV)

marzo 28, 2007

En Developing World Bioethics (OnlineEarly Articles) aparece un trabajo de las brasileñas Silvana Ferreira Bento, Ellen Hardy y María José Duarte Osis, de la Universidad de Campinhas, sobre el consentimiento informado. Trabajaron con 8 grupos focales, y un total de 51 mujeres participaron (habían participado o lo estaban haciendo en un estudio sobre anticoncepción). Es muy interesante y recomendable leer la discusión metodológica y los resultados, que ilustran sobre aspectos cualitativos del proceso de CI.

Final comments

The results presented here contribute to the discussion on the process of obtaining informed consent, particularly with respect to questioning the more simplistic approaches of the issue, which emphasize only the need for an informative document and the signature of the volunteer(s). Analysis of the statements and suggestions made by the women who participated in the focus groups reveals that they, in agreement with specialists on the subject, do not view obtaining informed consent as a ritual, synthesized by the moment at which the volunteer signs the document.56 Likewise, the participants of this study did not consider consent to be a form of bureaucracy aimed at exempting the investigator from his/her responsibilities.57 On the contrary, they understood that, by its very nature, the informed consent created a link between the potential volunteers and the investigator, albeit indirectly through another member of the research team.

Since informed consent is seen as being essential in guaranteeing respect for the autonomy of volunteers when they decide to accept or refuse to participate in a study,58 the findings of this study indicate the need for a constant critical reflection by investigators and institutional review boards in order to avoid the mere ritualism of obtaining a signature on a document. Means need to be found of promoting a real interaction between investigator and volunteers which will guarantee volunteers the liberty to question aspects of the study and request clarification prior to taking a decision. However, even if this dynamic is promoted, it should not be forgotten that, for example, in the context of a developing country such as Brazil, volunteers are frequently people who face difficulties in obtaining even the most basic healthcare, which, without doubt, may increase the difficulties in exercising their autonomy as potential research subjects.59 It should be remembered that the promotion of justice as a social equity is also a principle of bioethics and should be included in the agenda of discussions and interventions, the objective of which is to improve the health conditions of populations as well as placing an emphasis on the need for research to increase scientific knowledge.

PROCESS FOR OBTAINING INFORMED CONSENT: WOMEN?S OPINIONS
Developing World Bioethics (OnlineEarly Articles).
doi:10.1111/j.1471-8847.2006.00183.x

Se puede bajar de http://tinyurl.com/38nhd4

LJ

Nuevo número de Medicina Social: Alma Ata y Salud Para Todos

marzo 25, 2007
Vol 2, No 1 (2007)

Medicina Social
Se dirige a una audiencia global y busca fomentar un diálogo internacional. Por lo tanto, publicamos los textos tanto en inglés como en castellano, sin costo para l@s autor@s.
Las principales publicaciones académicas están en manos de los países desarrollados, reconocemos esto, por lo que esta revista es lo más inclusiva posible.
A través de un sistema de tutorías en la revisión por pares, apoyamos a l@s autor@s de países no anglófonos en la publicación de su material.
Buscamos publicar textos que son mal recibidos en otros lugares por su contenido médico-social o político.
La revista busca promover el activismo y la organización en apoyo a las metas de “Salud para Todos” de Alma Ata y la visión holística de la salud, presente en la Carta de la OMS.
Nos pronunciamos por el reconocimiento de la salud como derecho humano fundamental y por la implementación de sistemas públicos universales de atención de la salud.
La revista publica textos científicamente sólidos, intelectualmente honestos, libres de condiciones comerciales y claramente escritos y presentados.
El acceso a la revista es libre y gratuito, tanto para l@s autor@s como para l@s lector@s.
Medicina Social se publica cuatrimestralmente, en enero, abril, julio y octubre.
En muchos sentidos, funcionamos como una revista académica tradicional, siguiendo las normas del IJCE, usando un riguroso sistema de revisión por pares y enfatizando publicaciones científicas. Sin embargo, tenemos diferencias importantes, dado que no aceptamos publicidad, ni financiamientos de compañías farmacéuticas.

Equipo Editorial
Matthew Anderson,  Fernando Borgia,  Celia Iriart,  Luis Justo,  Florencia Peña,  Victor B Penchaszadeh,  Claudio Schuftan,  Clyde L Smith,  Nancy Sohler
Junta Editorial Consultiva
Ernie Drucker,  Joia Mukherjee,  Francisco Rojas Ochoa,  Héctor Sánchez,  Peter Selwyn,  Abhay Shukla

24 de Marzo: toma de posición

marzo 24, 2007

Si para cualquier ciudadana o ciudadano de América Latina el tema de los Derechos Humanos plantea un necesario compromiso, para quienes trabajamos en salud este compromiso resulta mas urgente que nunca. Es hora de definirnos claramente, aunque sea en la medida en que las personas podemos definirnos, a veces vacilando, complicadamente, con cierta timidez o con definiciones tajantes. Tenemos historias diversas, y somos conservadores, liberales, socialistas, religiosos, ateos o agnósticos.

Pero hay una línea moral infranqueable. No se puede torturar a la gente, hacerla desaparecer, arrebatarles los hijos, ocultar sus restos, borrar su memoria.

Nuestros países han sufrido dictaduras brutales, a las que se han resistido, en muchos casos con heroismo, en otros con un resignado repudio. Pero alguna gente ha estado de acuerdo con la violación sistemática de los Derechos Humanos,  y sigue estando de acuerdo. No se puede explicar, de otra forma, la sistemática tortura y degradación que utilizan a diario nuestras fuerzas policiales, no se puede explicar el silencio y la complicidad de muchos médicos forenses, fiscales y jueces. También hay otros llamativos silencios y omisiones. Las asociaciones corporativas de profesionales de la salud callan en su mayoría. Las universidades no incluyen a los DDHH en sus programas y planes de estudio. La mayor parte de los programas oficiales de enseñanza de la bioética no hablan del problema de los Derechos Humanos y de lo que han significado sus violaciones, ni de los deberes del personal de salud al respecto*.

Lo que Hannah Arendt planteaba con respecto a la banalidad del mal, llevado a un terrible plano experimental por Milgram en sus estudios sobre la obediencia y por Zimbardo en su prisión ficticia (o no tanto), parece cada día mas atinente a nuestra realidad. 

Es necesario, aun mas bien diría imprescindible, y urgente, que incorporemos esto a nuestros debates sobre la bioética. Plantear la deliberación pública ignorando el efecto que han tenido las violaciones a los DDHH sobre la ciudadanía es ingenuo. Nos han metido miedo, y era lo que buscaban. Pero por suerte, y gracias al trabajo de mucha gente comprometida en América Latina, día a día ese miedo disminuye, se van alzando más voces y recuperamos nuestra memoria. Quienes secuestraron a Julio Jorge López lo saben, y lo secuestraron por eso.

Es necesario que hagamos oir nuestra voz, que no callemos, que trabajemos estos temas ajenos a la “bioética ortodoxa”, pero tan cercanos a la ética de nuestras vidas cotidianas, muy especialmente cuando algunos “bioeticistas” intentan disfrazar las cosas llamando a la tortura “interrogatorio intenso”, y planteando su permisibilidad (quienes lo deseen pueden ver en http://tinyurl.com/2ent6q dos publicaciones donde explico mi posición al respecto, y sugiero ver también los trabajos de Miguel Kottow).

En solidaridad con Julio Lopez, con tod@s l@s desaparecid@s de nuestra América Latina, y con tod@s aquell@s cuyos Derechos Humanos son cotidianamente violados en la actualidad.

Luis Justo

 

 

 

* La Cátedra de Bioética de la Universidad del Comahue (en la Patagonia argentina) incorporó el tema de los Derechos Humanos, y de las obligaciones profesionales frente a la tortura desde su inicio en 1999. Médicas y médicos en formación lo entienden muy bien, cuando se les plantea el problema. Muchos de ellos nos decían, en su lenguaje juvenil “¡esto me abrió la cabeza!”.

Dos suplementos interesantes de Cadernos de Saúde Pública

marzo 23, 2007

El primero es Cad. Saúde Pública vol.22, suppl. Rio de Janeiro, 2006, el tema es Extension of Social Protection in Health in Latin America and the Caribbean: Bridging Research and Practices, con una interesante introducción de Celia Almeida “Disminuyendo la distancia entre investigación y política“. Ver en: http://tinyurl.com/yqj42g.

El segundo es Cad. Saúde Pública vol.23, suppl.1 Rio de Janeiro, 2007, el tema es A social research agenda on globalization and infectious diseases in Latin America. Ver en: http://tinyurl.com/yw74ea.

Para pasar el fin de semana leyendo material interesante.

LJ

Propuestas antropofágicas (I): Otras miradas, nuestras realidades

marzo 23, 2007

Luego de proceder a la colonización y explotación de nuestras regiones, el “primer” mundo, o sea aquellos que nos colonizaron, están preocupados, más que por ver como se repara la agresión histórica y se detiene la expoliación actual, por ver como pueden “ayudarnos”. Muchos “estudiosos” (scholars) de países ricos se vienen un tiempo por acá para estudiarnos, ver como somos, y si se nos puede ayudar a ser mejores. Luego producen papers que presentan y publican en reuniones y revistas europeas y de américa del norte. Por cierto, algunos son gente seria y lúcida, no responsable en forma directa por la situación actual. Sea como sea, sus opiniones son siempre interesantes y merecen ser leídas con cuidado por nosotros.

El Wellcome Trust dedica fondos a la investigación en nuestros países (ver programa Ethics of Biomedical Research in Developing Countries), y publica informes que son muy influyentes. Hay una publicación, hecha por tres antropólogos sobre países de Asia, África y Latinoamérica (en este caso México). Vale la pena leerlos, pues tiene reflexiones intelectualmente provocativas (en el buen sentido) y que estimulan la antropofagia (en el sentido de de Andrade y Suely Rolnik).

Puede bajarse del link (¡colonizado LJ!): http://www.wellcome.ac.uk/doc_WTX023696.html

También puede bajarse de la Revista Chiapas No.12 (¡recomendable!), el trabajo de Boaventura de Sousa Santos, que propone otra mirada,
Nuestra América. Reinventando un paradigma subalterno de reconocimiento y redistribución, en el que incluye el Manifiesto Antropofágico entre los planteos contrahegemónicos.

En una época en la que los turistas euronorteamericanos van a ver pobres a las favelas y visitan a los piqueteros, sería interesante probar las recetas antropofágicas con ellos o, ya que esto entraría en conflicto con la “seguridad jurídica” tan reclamada por los mercados, dedicarnos alegre y seriamente a replantear los paradigmas eurocéntricos, al son de charangos, pinkullos y tambores.

LJ  

Material y recomendaciones sobre conflictos de interés

marzo 21, 2007

Un sitio que se dedica a este tema hace mucho es Nofreelunch (No free lunch), que tiene una buena base de material de lectura (http://www.nofreelunch.org/reqreading.htm). Colabora con The Prescription Project (http://www.prescriptionproject.org/), que tiene una serie de recomendaciones para sitios académicos y otros (http://www.prescriptionproject.org/recommendations?id=0004).

Hay un link a un trabajo de Brennan et al sobre Health Industry Practices That Create Conflicts of Interest (http://tinyurl.com/3yrfk2).

La AHRP (ver en la lista de links del blog), tiene mucho material sobre CdeI.

Si alguien tiene trabajos latinoamericanos le agradecería que envíe la cita y/o el vínculo.

Gracias, LJ.

¿Hay vida después del dividendo?

marzo 21, 2007

Kannikar KIJTIWATCHAKUL envía a través de la lista e-drug una noticia de Associated Press:

Abbott CEO’s remuneration
Abbott’s White receives $22.5M in 2006
ABC, Tue, 20 Mar 2007 00:09
CHICAGO (AP) – The chief executive of Abbott Laboratories Inc., Miles White, received compensation valued at $22.5 million from the pharmaceutical and medical products maker last year, according to an analysis of a regulatory filing by the company Monday.
White was paid a base salary of $1.66 million, a 3.5 percent raise from the previous year. The bulk of his compensation came from being granted a combined $14.2 million in options and restricted stock, which the company said was performance-based. That total included a stock option grant of 438,000 shares, valued at $5.1 million at the time they were granted in February 2006, and 139,000 shares in performance-based restricted stock, valued at $6.1 million.
Abbott said it also awarded White $4 million under an incentive plan to recognize his leadership in guiding the company to a strong performance compared with its peers.

Viendo esto ¿es de sorprenderse que recurran a literalmente cualquier táctica con tal de vender?

En la evaluación que hacen los accionistas de Abbott no entra el desempeño ético de sus ejecutivos. Solo las ventas.

Como ya dijo Milton Friedman claramente “Pocas tendencias podrían socavar más completamente los pilares de nuestra libre sociedad que la aceptación de los ejecutivos de las corporaciones de otra responsabilidad social que la de producir tanto dinero como sea posible para sus accionistas”… Toda una concepción del mundo capitalista.

LJ

¿Y en Latinoamérica?

marzo 21, 2007

En nuestra región hay una llamativa ausencia de trabajos (especialmente de campo), sobre el tema de conflicto de intereses.

¿Será porque esas cosas no ocurren?

LJ

¿Todo podrido en Dinamarca?

marzo 20, 2007

La comodificación de la sociedad y de las personas abarca, entre muchas otras cosas, a la salud de quienes la integran. La dinámica propia del sistema capitalista hace que las empresas del “mercado de la salud” (farmacéuticas, fabricantes de aparatos, etc) procuren incidir sobre todos los aspectos del proceso salud-enfermedad-atención. Esto incluye desde la creación de nuevas enfermedades (disease mongering), hasta el manejo de universidades y revistas científicas, pasando por los consultorios médicos y los laboratorios de investigación. Incluye también a un gran número de “asociaciones de pacientes” (por cierto que no todas), que hacen lobby a favor del uso de determinados medicamentos o de su incorporación a los listados de la seguridad social, y que son financiadas por la misma industria. Vera Hassner Sharav presenta en su blog (http://ahrp.blogspot.com) una interesante revisión sobre el tema de los conflictos de intereses, que incluye un trabajo del psiquiatra Giovanni Fava (Bologna, Buffalo), en un número de World Psychiatry (Journal of the World Psychiatry Association) dedicado justamente a los conflictos de intereses (ver en: http://www.wpanet.org/publications/docs/wpa022007.pdf).

Dixit Fava, en un bien documentado artículo:

“The proliferating connections between physicians and the pharmaceutical industry have brought the credibility of clinical medicine to an unprecedented
crisis. The public seems to be increasingly skeptical of clinical medicine, since corporate actions that have placed profit over public health have become
regular news in the media. Medical journals have been defined by a former editor as “an extension of the marketing arm of pharmaceutical companies”.
The dangers of medicine’s complicity with big business have been disclosed to the lay public in several books.”

Y presenta una tabla que enumera los principales conflictos de intereses en medicina: 


Being a clinician/researcher and:
– an employee of a private firm
– a stockholder
– a member of a company board of directors
– a regular consultant of a private firm
– an occasional consultant of a private firm
– an official speaker of a private firm
– an occasional speaker of a private firm
– getting refunds from a private firm
– recipient of honoraria
– a clinical investigator in a sponsored trial
– recipient of research support from a private firm
– owing a patent

 

Hay varios trabajos interesantes, incluyendo uno de David Healy (One flew over the conflict of interest nest), muy recomendable.

LJ

Los profesionales de la salud y la tortura (III)

marzo 18, 2007

El psiquiatra (también chileno) Sergio Pesutic presento esta ponencia en el Symposium Internacional sobre Tortura y la profesión médica, Universidad de Trómso, Noruega, 5 al 7 de junio de 1990. Luego de analizar el fenómeno de la tortura, lo encuadra como un problema de APS (Atención Integral en Casos de Tortura) y da criterios de prevención primaria, secundaria y terciaria.

Los profesionales de la salud y la tortura: responsabilidades, riesgos y exigencias”, en el texto “Persona, Estado, Poder”, Estudios sobre Salud Mental en Chile,

Volumen II, publicado por el Equipo de Denuncia, Investigación y Tratamiento al Torturado y su Núcleo Familiar, y el Comité de Defensa de los Derechos del Pueblo, CODEPU.

Este es el índice de ese volumen:

Introducción

El vínculo directo con el trabajo de Pesutic es: http://tinyurl.com/3d8amw

LJ

Los profesionales de la salud y la tortura (II)

marzo 18, 2007

Sobre el tema, un excelente aporte del chileno Miguel Kottow.

SHOULD MEDICAL ETHICS JUSTIFY VIOLENCE? Journal of Medical Ethics 2006;32:464-467

Abstract
Emergency and warlike situations often force medical personnel to perform duties pertaining to their field of expertise in flagrant violation of their professional code of ethics. Opposing such orders may be contextually impossible, or elicit unduly high personal costs. Medical ethics, while lamenting these impositions, is often reduced to passive and silent disagreement. In recent years, however, biomedical ethics has become active in accepting and supporting these estrangements from accepted standards and values of health care professions, coming up with justifications of torture, suggesting non treatment of the wounded depending on their combatant status, prompting collaboration in the development of biological weapons, and disregarding informed consent.
The belief that medicine has an internal morality that understands its main goal as benefiting patients, is violated when extraneous forces recruit health-care professionals for non-therapeutic tasks which may even be harmful. Medical ethics ought to adamantly reject contingent arguments presented to instrumentalize the health-care professions.

Ver en: http://tinyurl.com/28eghv

LJ

Nuestras miradas, nuestras realidades (III)

marzo 16, 2007

Juan Guillermo Figueroa Perea publicó un trabajo en la Revista Mexicana de Bioética, en el que va un paso mas allá de lo que significa el mero cumplimiento de los requisitos éticos en investigación. JGFP se pregunta si “…se pueden evaluar (por ejemplo) proyectos de investigación y de políticas sociales y confirmar que dos modelos distintos cumplen con los principios éticos porque no discriminan, porque respetan la autonomía de las personas, porque ponderan favorablemente los beneficios respecto a los riesgos y porque se toma en cuenta la opinión de los individuos para participar en ellos, en función de su consentimiento informado, entre otras características. Sin embargo, puede que el segundo tenga una característica que contribuya mayormente en la búsqueda de la equidad precisamente por su trabajo intensivo con un grupo marginado. No se trata de decir que el primero sea no aceptable sino que para el propósito de disminuir la inequidad el segundo es más específico y concreto en esa búsqueda. La pregunta que valdría la pena discutir con personas dedicadas a la investigación y con preocupaciones sobre sus componentes éticos, sería si un proyecto de investigación aprobado de acuerdo a los estándares éticos tradicionales puede ser “más recomendable” que otro con la misma calificación ética, cuando el primero además busca generar conocimiento para entender las desigualdades de género y potencialmente incidir sobre ellas, a diferencia del segundo que toma las desigualdades como un supuesto e investiga un tema cualquiera, cumpliendo todos los criterios de evaluación ética.”

 

Figueroa Perea JG. La evaluación ética de proyectos de investigación desde una perspectiva de género. Revista Mexicana de Bioética, Diciembre 2003, 65-76.

Resumen

El objetivo de este texto es mostrar algunas de las posibilidades que le ofrece a la evaluación ética de proyectos de investigación, la incorporación de la perspectiva de género, desde una óptica de acciones afirmativas. Se proponen algunas reflexiones para discutir si tendría sentido darle una calificación ética especial a un proyecto que explícitamente reconoce la desigualdad de género en un ámbito especifico de las relaciones humanas y que trata de documentar un proceso que a la larga puede beneficiar y contribuir a un ejercicio más equitativo de la cotidianidad o bien si tendría una calificación ética especial un proyecto que documenta las condicionantes de género en la forma de tomar decisiones y de consentir o disentir en un proceso de investigación comparado con otro proyecto que simplemente cumple con los requisitos éticos acordados hasta la fecha en los diferentes códigos y criterios institucionalizados de evaluación de proyectos de investigación. Las respuestas no son tan directas y por ello el texto pretende ser una invitación para reflexionar colectivamente sobre este tema con las personas interesadas en el mismo.

Ver: http://tinyurl.com/2y5zyt

En suma, la vigente pregunta que plantea JGFP es si como investigador@s, y especialmente en América Latina, nos podemos conformar con describir (aunque sea seriamente), la realidad, o debemos apuntar a transformarla, y la investigación es un importante instrumento para ese fin.

LJ

Más opiniones desde la India

marzo 11, 2007

Parece que esto de los problemas comunes Sur-Sur tiene su importancia. CM Gulhati editorializa en el Indian Journal of Medical Ethics sobre el control de la investigación, y hace una oportuna reflexión: “It is often argued that India should not be left behind in what is grandiosely described as ‘cutting-edge technology’ of drug development. If at all India is to become a big player, it will have to actually discover or synthesise new drugs. Testing them in humans hardly involves any advanced technology. There are preset procedures that can be found in any good book on human trials. No wonder American companies have found doctors in Viet Nam as competent as those in India in this field. Unless laws are honestly implemented by regulatory authorities, the current unsupervised, unethical and often illegal clinical trials will pave the way for similar trials in gene therapy that will leave many Indians diseased, deformed and even dead. The way things are at present, the regulators officially designated as public servants are in imminent danger of becoming servants of the industry.” 

Ver: Needed: closer scrutiny of clinical trials, C M Gulhati. http://www.ijme.in/121ed004.html

El link al IJME está en la lista de sitios útiles. La revista es muy interesante para nosotros, y lo que está ocurriendo en la India también.

LJ

Los profesionales y la tortura (I)

marzo 11, 2007

La bioética latinoamericana ha tocado solo en forma esporádica el tema de la complicidad de los profesionales de la salud con la tortura. Sin embargo este es un problema vigente en toda nuestra región y que significa una de los mas horrorosos atentados a la humanidad, la ética y los derechos humanos. Un colega indio publica un editorial al respecto en el Indian Journal of Medical Ethics, en un ejemplo a tener en cuenta.

Se trata de Amar Jesani en Medical professionals and interrogation: lies about finding the ‘truth’, donde discute el uso de drogas en los interrogatorios, y la participación de profesionales en esas situaciones. Su comentario final es: “Unfortunately, not a single medical association in India has spoken out against such participation. Legal battles about the admissibility in courts of information collected by using narco-analysis and lie detection continue even as physicians, psychiatrists and forensic doctors in India continue to violate medical ethics by participating and assisting in these interrogation sessions.” Por desgracia, este es un sayo que puede caberle a muchas asociaciones, colegios médicos, etc, en nuestra región.

Ver en: http://www.ijme.in/144ed116.html

LJ

Nuestras miradas, nuestras realidades (II)

marzo 11, 2007

Otra mirada mexicana:

INFORMED CONSENT IN CLINICAL RESEARCH AT A GENERAL HOSPITAL IN MEXICO: OPINIONS OF THE INVESTIGATORS
LAURA VARGAS-PARADA, SIMON KAWA, ALBERTO SALAZAR, JUAN JOSÉ MAZÖN AND ANA FLISSER

Developing World Bioethics, Volume 6 Number 1, 2006, pp 41–51.

ABSTRACT
In Mexico informed consent is a legal requirement that ensures that patients who are invited to participate in clinical trials are provided with all the information needed to decide whether to participate, or not, in a research protocol. To improve our understanding of the problems physicians in developing countries encounter, when obtaining informed consent (IC), we examined their opinion on the importance of IC in clinical research, the quantity and quality of the information provided to the participant, and the conditions in which the IC is obtained. Investigators considered that IC was useful to the patients, providing information that helped the patient to make a decision about his/her participation. Nevertheless, they felt that for some aspects of the research, like drug development in general, the use of placebos, and the randomization process, many of the patients were not capable of fully understanding the information provided, referring to the complexity of the information and illiteracy as the main reasons. Many investigators were not acquainted with
some of the guidelines established in the Mexican General Law of Health, 36% of them admitting to not having completed their IC letters. Most investigators gave only minutes to the patient to make a decision and 20% of ICs were obtained while the patient was hospitalized. Except for one investigator, all of them considered that specific training in medical ethics would be useful for the daily clinical work.

Nuestras miradas, nuestras realidades (I)

marzo 11, 2007

La idea de esta serie que comienza hoy es la de ir mencionando trabajos publicados de bioética hechos en Latinoamérica. Para poder concretarla es imprescindible la participación de l@s lector@s/coautor@s de este blog. El pedido es que envíen los trabajos a esta página y serán incorporados a la serie (no es necesario que sean trabajos propios, pueden ser de otros). Hoy comenzamos con un tema que siempre nos preocupa y nos lleva a entusiastas discusiones: por supuesto… ¡el consentimiento informado! Sobre este tema hay pocos trabajos de campo y mucha discusión teórica, así que esperamos noticias al respecto y, desde ya, gracias.

Para comenzar un trabajo de la mexicana Emma Verastegui:

Consenting of the vulnerable: the informed consent procedure in advanced cancer patients in Mexico
BMC Medical Ethics 2006, 7:13 (http://www.biomedcentral.com/1472-6939/7/13)

Abstract
Background
A topic of great concern in bioethics is the medical research conducted in poor countries sponsored by wealthy nations. Western drug companies increasingly view Latin America as a proper place for clinical research trials. The region combines a large population, modern medical facilities, and low per capita incomes. Participants from developing countries may have little or non alternative means of treatment other than that offered through clinical trials. Therefore, the provision of a valid informed consent is important.
Methods
To gain insight about some aspects of the informed consent procedure in a major cancer centre in Mexico, we conducted a three-step evaluation process: 1) a ten point multiple choice survey questionnaires, was used to explore some aspects of the patients´ experiences during the informed consent process, 2) researchers´ knowledge about specific aspects of the informed consent was evaluated in this study using survey questionnaires; and 3) the comprehensibility, readability and number of pages of the consent forms were analysed. The socioeconomic and educational level of the patients, were also considered. Results were reported using a numerical scale.
Results
Thirty five patients, 20 doctors, and 10 individuals working at the hospital agreed to participate in the study. Eighty three percent of the patients in the study
were classified as living in poverty; education level was poor or non existent, and 31% of the patients were illiterate. The consent forms were difficult to understand according to 49% of the patients, most doctors agreed that the forms were not comprehensible to the patients. The average length of the IC documents analysed was 14 pages, and the readability average score was equivalent to 8TH Grade.

 

Esperamos aportes.

LJ

Nuevo número de Social Medicine/Medicina Social

marzo 4, 2007

Ver en: http://tinyurl.com/293sm8

Vol 1, No 3 (2006)

Índice
Editoriales

La Salud en América Latina
Fernando Borgia
p 66-72

Clásicos en Medicina Social

Una Verdadera Joya en los Anales de la Medicina Social: El Legado del Joven Allende
Claudio Schuftan
p 73-75

La Realidad Médico-Social Chilena [1939]
Salvador Allende
p. 76-81

Temas y Debates

Salud y Sociedad. Aportaciones del Pensamiento Latinoamericano
Oliva López Arellano, Florencia Peña Saint Martin
p. 82-102

Noticias y eventos

La II Asamblea de Salud de los Pueblos, entrevista con el Dr. Ravi Narayan
Los Editores
p.103-107

Reseña: “Métodos de la Epidemiología Social”
Ernie Drucker
p. 108-109

El Archivo

Plan de Salud, Atención Médica y Medicina Social, Santiago de Chile [1964]
Salvador Allende

Más material sobre revisión ética en África

marzo 2, 2007

ETHICS COMMITTEES IN WESTERN AND CENTRAL AFRICA: CONCRETE FOUNDATIONS

Trabajo en Developing World Bioethics, de Effa et al.

http://tinyurl.com/ytc5z7

LJ