Archive for 26 agosto 2006

Más material de Arachu Castro: sobre la adherencia a los tratamientos

agosto 26, 2006

Hay una tendencia a considerar el acceso económico a los medicamentos como uno de los factores más importantes a la hora de pensar en acceso a la salud, lo cual es parcialmente correcto pues suelen quedar ocultos todos los otros factores determinantes del proceso salud-enfermedad-atención. Castro analiza cuidadosamente los factores implicados en la adherencia al tratamiento con antiretrovirales, y pone de relieve la compleja interacción entre ellos. Esto es bueno para tener en cuenta frenta a la tendencia a reducir todo al análisis económico y biológico. Es necesario insistir sobre la importancia de los determinantes sociales de la salud, lo que incluye miradas culturales sobre los procesos involucrados. Para la bioética esto es trascendente pues acota la tendencia muchas veces reduccionista que suele aquejarnos, y amplía los terrenos sobre los que debemos trabajar los problemas de justicia y equidad.

En la evaluación de Castro se incluyen los factores socioeconómicos, el sistema de atención de la salud, el capital social, los modelos culturales de salud-enfermedad, las características personales, psicológicas y clínicas, y el régimen antiretroviral. Un trabajo muy recomendable, publicado en PLOS Medicine (de acceso abierto). Puede encontrarse en la revista misma (http://medicine.plosjournals.org) o bajarse de Arachu%20Castro%20-%20factores%20en%20compliance.pdf.

LJ

Anuncios

Modelos en pugna: responsabilidad personal vs. determinantes sociales de la salud

agosto 23, 2006

Como en tantos otros ámbitos, en el de la salud asistimos al conflicto entre las distintas concepciones que proponen a la sociedad como un mercado poblado por un conjunto de homo economicus (¿como era el plural?), egoístas y racionales, y las que ven las estructuras sociales como fenómenos históricos que deben favorecer el desarrollo de todos sus integrantes, con igualdad y equidad, trabajando a partir de la idea de derechos humanos, ciudadanos, universales. Para una mirada la salud es el resultado de una sumatoria de elecciones individuales consecuencia de las determinaciones de la persona, y por lo tanto cada uno debe asumir su responsabilidad en la salud que se forja a sí mismo (y como corolario, debe hacerse cargo de sus gastos en salud, y/o perder el derecho a la asistencia estatal si no cumple). Para la otra la salud también es una sumatoria, sólo que de otras cosas: la historia personal de exposiciones a agentes en períodos críticos, la estructura social que hizo que alguien tuviera acceso o no a una buena nutrición, educación, ambiente familiar afectivamente continente, etc. Desde este punto de vista la salud es un derecho humano fundamental al que todos deben tener acceso garantizado, y en su sentido más amplio. Las consecuencias para las políticas de salud son evidentes: la mirada del mercado determinará, a lo sumo, un “decent” minimum general (casi por caridad y no por derecho), por arriba del cual cada uno deberá agenciarse la atención y los cuidados que su salud requiera. La mirada desde los derechos tenderá a garantizar que todos, independientemente de cualquier factor (raza, sexo, edad, etc), puedan acceder a atención y cuidado en la medida de sus necesidades. Las consecuencias para la bioética son muchas y exceden este espacio, pero básicamente lo que se discute y pone en tela de juicio son los modelos de ciudadanía y justicia en salud, que en nuestra región son prioritarios.

En los últimos años hemos asistido, en nuestra región, a una rápida expansión de los modelos “mercadistas”, y no creo necesario insistir en sus ya bien conocidos efectos en la salud de nuestros pueblos. Pero el debate está instalado y sigue. Por un lado asistimos a la instalación en la OMS de la Comisión sobre Determinantes Sociales de la Salud, por otro, a planes recortados como los objetivos del milenio, cada vez más lejos del “salud para todos”.

Como ilustración de estos temas, en el New England Journal of Medicine de esta semana se pueden leer algunos trabajos a tener en cuenta. En uno de ellos (Imposing Personal Responsibility for Health, de Robert Steinbrook) el autor analiza las posibles ventajas y deventajas de imponer a las personas premios y castigos a nivel de su cobertura de salud, y concluye que no le parece ventajoso, o que al menos no está demostrado que sea efectivamente mejor. Steinbrook no se explaya sobre dos puntos: el primero, que toda medida de ese tipo equivale a penalizar triplemente a los pobres (por ser pobres, por estar enfermos, y por no cumplir con la conducta que se espera de ellos, lo que implica mayores gastos en el sistema de salud), y la segunda, que en el marco de historias desarrolladas en el medio de la deprivación lo habitual es que la enfermedad se desarrolle más allá de las elecciones personales de estilo de vida de las personas afectadas, quienes no tienen, además, una real posibilidad de cumplir con las prescripciones recibidas del sistema.

En otro trabajo (Personal Responsibility and Physician Responsibility — West Virginia’s Medicaid Plan, de Gene Bishop y Amy Brodkey), los autores revisan el propuesto plan para penalizar a los ciudadanos de Virginia con restricciones a las prestaciones de Medicaid si no cumplen con una serie de indicadores (asistencia a las citas médicas, cumplimiento del tratamiento, incluyendo parámetros de laboratorio, etc), y concluyen que “The plan asks physicians to violate all three fundamental principles enumerated in the Physician Charter on Medical Professionalism: the primacy of patient welfare, the principle of patient autonomy, and the principle of social justice”. Los autores hacen un análisis de los factores que determinan el cumplimiento (compliance) de las prescripciones, y encuentran abundante evidencia de la importancia de los factores sociales, estructurales y no individuales, en el mismo.

No es posible, en este espacio, desarrollar un análisis a fondo de estos temas, pero sí recomendar leer los trabajos del NEJM ( http://content.nejm.org/current.shtml), y entrar a la página web de la Comisión de Determinantes Sociales de la Salud (http://www.who.int/social_determinants/en/). Pongo a disposición de l@s interesad@s material sobre el tema de los DSS, solo es necesario que me lo soliciten a  ljusto@gmail.com. Quien tenga interés en leer los aportes de Virchow, uno de los padres de la medicina social, puede entrar a www.socialmedicine.info, en español en www.medicinasocial.info, donde hay material sobre la concepción social de la salud y de la medicina.

LJ

Pueblos originarios: prioridad ignorada

agosto 21, 2006

Con algunas excepciones, más bien escasas, la bioética en América Latina no parece haber tomado demasiado en cuenta la situación de los pueblos originarios, en lo que hace a sus derechos humanos, situación en salud, etc. Sin embargo, como lo muestra el ejemplo de Bolivia, el nivel de reflexión crítica y de acción transformadora que los mismos pueblos originarios han desarrollado, debería hacernos pensar si hemos estado a la altura de las circunstancias históricas. Quizás hemos dedicado mucho tiempo a polémicas que, en el fondo, sólo son otra manera en la que se expresan los procesos coloniales aún vigentes en nuestra América, y me refiero acá al outsourcing de la investigación farmacológica y el debate derivado, epifenómenos de nuestra colonialidad.

También tendrá algo que ver con esto nuestra hibridez cultural y nuestro poco asumido pero real mestizaje. En efecto, dentro de las elites latinoamericanas los universitarios procedemos de una zona de conflicto que no nos es grato enfrentar, y es el de la mirada eurocéntrica, enciclopedista e iluminista que forjó nuestras instituciones de “altos estudios”, y la necesidad de intentar resignificar nuestra identidad, intersticial, incómoda, muchas veces ni chicha ni limonada (o Coca Cola). Todo esto se puede objetivar en el escaso desarrollo de investigación seria sobre prioridades en salud, metodología de traslación de la evidencia a la práctica, epidemiología popular, etc. No por nada nuestras universidades nos exigen publicar en revistas de “alto impacto”, devaluando la trascendencia de nuestras publicaciones regionales y/o nacionales. No por nada los tiempos previstos en “grants” y subsidios, impiden el desarrollo de investigación seriamente participatoria, no hablemos ya de emancipatoria.

Es por eso que cuando vemos proyectos serios de investigación que culminan con la publicación de textos como “PUEBLOS EXCLUIDOS, COMUNIDADES
EROSIONADAS: La situación del derecho a la salud en Chiapas, México”, trabajo desarrollado por Physicians for Human Rights, El Colegio de la Frontera Sur, el Centro de Capacitación en Ecología, y Salud para Campesinos-Defensoría del Derecho a la Salud, deberíamos hacer una pausa para reflexionar, y festejar. Festejar porque conservamos y estamos desarrollando la capacidad de hacer esa investigación crítica que necesitamos, y por que le podemos dar un encuadre político, metodológico y técnico de excelente nivel. El equipo formado por Héctor Javier Sánchez Pérez, Investigador de El Colegio de la Frontera Sur (ECOSUR); Marcos Arana
Cedeño, Investigador del Instituto Nacional de Ciencias Médicas “Salvador Zubirán” y Nutrición, y Director del Centro de Capacitación en Ecología y Salud para Campesinos-Defensoría del Derecho a la Salud (CCESC-DDS); y Alicia Ely Yamin, JD, MPH, Directora de Investigaciones en Physicians for Human Rights (PHR), ha hecho un trabajo que sienta bases para el trabajo de la bioética en nuestra región.

Texto completo en http://www.phrusa.org/research/news_2006-06-22.htm…, en español y en inglés.

LJ

Tan nuevito y ya en riesgo

agosto 19, 2006

Gabriela Minaya nos escribe desde Perú: “…te hago llegar una preocupación de Perú ya que por primera vez tenemos un reglamento de ensayos clínicos que fue aprobada por el gobierno anterior y esta vigente en estos momentos(desde el 29 de julio de este año); es decir regulación del estado a la industria farmacéutica que casi en su totalidad son los que ejecutan los ensayos clínicos multicéntricos en nuestro país, este reglamento se ajusta a las BPC y normativa comparada me gustaría que sea revisada por todos y nos alcancen sus opiniones o críticas, pero te repito que estamos muy preocupados porque actualmente el gobierno actual esta haciendo cambios  omitiendo la póliza de seguros para el paciente, el acortamiento del tiempo de autorización del ensayo,retirando a las universidades de las facilidades de desarrollar ensayos clínicos de acuerdo a las prioridades de salud pública etc…te digo esto porque ya hemos sido notificados que el reglamento será cambiado

Espero recibir opiniones del reglamento que se encuentra en la pág. web: www.ins.gob.pe Atentos saludos

Gaby

Indudablemente el desarrollo de las reglamentaciones adecuadas para regular la investigación clínica es una necesidad prioritaria para nuestra región. Pero está sometida al fuerte lobby de las farmacéuticas, que hacen todo lo posible por diluir la fuerza regulativa. Entre otras, la debilidad regulatoria es uno de los factores que facilita el outsourcing de ensayos clínicos, así como la existancia de poblaciones vírgenes de tratamiento, la necesidad de recibir atención clínica adecuada, la pobreza, etc. Pero eso sí, nos educan, a través de programas de capacitación en ética en investigación (ya que sin ello no hay aprobación local de los protocolos)…

Así como insistimos en el desarrollo de programas de investigación en salud regionales, seguiremos insistiendo en que la formación en ética de la investigación debe ser asumida por América Latina en forma también regional. Ya hay buenos programas nacionales, quizás lo único necesario sería juntarnos y juntarlos (a los programas)… y facilitar el acceso a los mismos…

LJ

Realidades latinoamericanas I: ¿eutanasia administrativa?

agosto 19, 2006

La crisis de un hospital modelo: el centro de salud tiene un déficit de casi 3 millones de pesos

El Clínicas, con pronóstico reservado

Debieron reprogramar operaciones urgentes; no se les paga a los proveedores y hasta los matafuegos están vencidos

Osvaldo Suárez no precisa leer esta nota para conocer cómo los problemas presupuestarios que atraviesa el Hospital de Clínicas afectan la salud de los pacientes. El es uno de ellos. Tiene cáncer de pulmón. “Me dieron el diagnóstico y me dijeron que tenía que operarme, que había que extirparlo lo antes posible. En eso me va la vida”, cuenta.
Tenía fecha para el martes próximo. Hace unos días, sonó el teléfono de su casa en Villa Celina. Era el doctor Hugo Esteva, jefe de Cirugía Torácica del Clínicas. La noticia que le tenía que dar no era buena. La operación debía postergarse sin fecha porque no había insumos ni medicamentos.
Esa fue una de las diez llamadas que Esteva tuvo que hacer a comienzos de esta semana. A Misiones, a Entre Ríos, a Jujuy… “Todos pacientes con cáncer de pulmón para quienes ésta era su única esperanza”, dice el doctor Esteva, con la voz entrecortada.
“Cuando uno da esta noticia, del otro lado de la línea se hace un silencio. Una operación como ésta lleva al menos un mes de trámites y estudios, y yo les estoy diciendo que vuelve todo a foja cero. Un mes es una eternidad para alguien con cáncer. Puede ser la diferencia entre vivir o no… -dice Esteva-. El paciente me pregunta: «¿Y ahora qué hago, doctor?». Entonces, siento que entre el paciente y yo se produce un abismo insondable. Esto es eutanasia administrativa, porque quizá lo estamos dejando morir.”

Ver artículo completo: http://www.lanacion.com.ar/informaciongeneral/nota…

¿Cual es el gold standard? ¿Quien lo formula?

agosto 16, 2006

La efectiva comprobación del vínculo íntimo entre investigadores de un supuesto “primer nivel”, con muchos papers en Journals de “alto impacto”, y la industria farmacéutica nos obliga a varias reflexiones, algunas de ellas algo incómodas. Por ejemplo, desde Latinoamérica insistimos (creo que con amplia razón), en el que grupo control de un ensayo clínico reciba el mejor tratamiento existente (no el disponible localmente). Pero, si el mejor tratamiento existente está determinado por Task Groups internacionales (léase en general USA, UK, y poco más), y el 90% de sus integrantes está financiado por la industria; y si el financiamiento de la industria produce opiniones sesgadas: ¿que usamos? Otro tema vinculado: si nuestras universidades y sistemas de investigación nos evalúan a través del impacto de nuestros papers, pero los journals importantes están vinculados a la industria, en realidad ¿quien nos evalúa?.

Creo que hasta que no comencemos a desarrollar un sistema regional propio de investigación, en el que los standards los fijemos nosotros, así como las prioridades de investigación en salud deriven de las reales necesidades de nuestros pueblos y no de las necesidades de mercados y académicos de los países que nos colonizan, estaremos a merced de estos autores y de estas revistas internacionales. Hay esfuerzo regionales en marcha. Si algún lector tiene más información sería muy interesante que nos la envíe. 

Los invito a opinar, mientras tanto algún material al respecto, donde revistas muy importantes están en discusión (JAMA, NEJM, Lancet, BMJ, etc…)

LJ

Harvard / Stanford–Psychiatry’s Opinion Leaders Financial Ties to Industry

Wednesday, 12 July 2006

Two probing first rate investigative reports document how psychiatry’s treatments are shaped by “opinion leaders” whose professional recommendations are compromised by their substantial, largely undisclosed, financial ties to drug companies.

 Whether their faculty positions are at Harvard or Stanford, one cannot discern a modicum of science to back up their treatment recommendations.
1. David Armstrong of the Wall Street Journal documents violations of medicine’s foremost ethical principle, “first, do no harm,” by influential academic psychiatrists who promote psychotropic drugs for pregnant women that will cause harm to their developing infants.   Specifically, thirteen leading industry-financed psychiatrists from Harvard, UCLA and Emory, published a report in JAMA (2006) whose aggressive promotion in the local and national media was designed to frighten pregnant women and to dissuade them from stopping antidepressants during pregnancy. [1]
The authors emphasized a (previously unreported) risk of relapse, disregarding a body of evidence (documented since 1993) demonstrating that exposure to serotonin (SSRI antidepressants) in utero has caused birth defects, cardiac malformation, respiratory distress, and severe withdrawal syndrome in infants. The authors even disregarded manufacturers’ disclosure on SSRI-SSNRI drug labels which acknowledge that the drugs pose risks of harm to neonates who “have developed complications requiring prolonged hospitalization, respiratory support, and tube feeding.” (June 2004) http://www.fda.gov/medwatch/SAFETY/2004/safety04.htm#effexor
http://www.ahrp.org/infomail/04/06/29.php
Indeed, documented evidence of drug-induced harm in infants is mounting—most likely reflecting the widespread misuse of these drugs by pregnant women.  A study of 1,213 women by Dr. Christina Chambers, published in the NEJM (2006) warned about an alarming six-fold increase in a dangerous respiratory condition–persistent pulmonary hypertension (PPHN)–among babies born to mothers who used SSRI’s late in their pregnancy. PPHN is a condition marked by severe respiratory failure, normally occurring in about one or two infants per 1,000 births. However, for babies exposed to antidepressants late in pregnancy, the rate rose to six to 12 births per 1,000. And of babies born with the condition 10% to 20% do not survive. Demonstrating their disdain for scientific evidence, Industry-paid psychiatrists at Harvard disparage Dr. Chambers’ study, arguing its findings didn’t “jibe” with their experience.
Psychiatrists who recommend antidepressants for pregnant women may be more intent on reversing declining SSRI sales than protecting infants. SSRI sales have plummeted since 2004. The percentage change between 2004 and 2005: Zoloft ($3.1 billion) down 2%; Paroxetine (generic, $0.5 billion) down 27%; Paxil (GSK, $0.3 billion) down 61%; Prozac ($0.2 billion) down 7%. Lexapro alone showed increased sales: ($2.1 billion) up 19%.  
The WSJ reveals that the lead author of the JAMA report—Dr. Lee S. Cohen, a Harvard Medical School professor and director of the perinatal and reproductive psychiatry research program at  Massachusetts General Hospital – “is a longtime consultant to three antidepressant makers, a paid speaker for seven of them and has his research work funded by four drug makers. None of his financial ties were reported in the study. In total, the authors failed to disclose more than 60 different financial relationships with drug companies.”
JAMA’s failure to enforce its conflict of interest disclosure policy raises serious questions about the journal’s role as a promoter of industry’s marketing agenda rather than a gatekeeper protecting the integrity of scientific and ethical standards in research.

Dr. Cohen and his co-authors would have us believe that they are not of the same human species as the rest of us when claiming “their financial links have no bearing on their research work or what they say about antidepressant use during pregnancy in interviews or lectures.”  However, “he declined to specify what he does in his consulting role for the companies or how much he is paid, other than to say “we are not talking about megabucks.” Dr. Cohen said “it didn’t seem relevant” for him and several of his co-authors to disclose their industry relationships in the JAMA paper in part because the study was funded by the government, not drug makers.
The WSJ reveals that Harvard Medical School Symposia for doctors, billed as “CME–continuing medical education–you can trust,” are rigged as they are almost exclusively comprised of psychiatrists with financial ties to drug makers who promote the expansive use of psychotropic drugs. Indeed, the Mass General psychiatry academy “itself is funded by six drug makers, including two antidepressant makers.”  
“The work of these academic researchers highlights the role of “opinion” or “thought” leaders coveted by drug companies because of their ability to influence not only the practice of doctors, but popular opinion as well. In the case of antidepressant use during pregnancies, the industry-paid opinion leaders have become dominant authorities in the field. They help establish clinical guidelines, sit on editorial boards of medical journals, advise government agencies evaluating antidepressants and teach courses on the subject to other doctors. In some cases, the financial ties between industry and these leading researchers are not disclosed.” See: http://online.wsj.com/article/SB115257995935002947.html
2. The second report in a series by Paul Jacobs of the Mercury News (California Bay area) documenting conflicts of interest at Stanford University focuses on the substantial financial interests of its chairman of psychiatry, Dr. Alan Schatzberg who “announced with considerable fanfare” that he may have found a better way to treat depression in “a repackaged version of RU-486, the controversial abortion pill,” which he claimed, “may be the equivalent of shock treatments in a pill” without the side effects.”
Mercury News notes, “Schatzberg has more than a purely scientific interest in this particular pill. He has a financial conflict of interest.” Dr. Schatzberg “administers a $600,000-a-year federal grant, part of which pays for ongoing research at the medical school on mifepristone, the key ingredient in RU-486, in depression. He is also co-founder of Corcept Therapeutics in Menlo Park, a publicly traded company that hopes to turn mifepristone into an approved treatment for depression and other psychiatric ills. He sits on the company’s board of directors, chairs its scientific advisory board and is one of its largest shareholders. And because the company has an exclusive license from Stanford for Schatzberg’s discovery, the university also stands to profit from Corcept’s work.
“The stakes for Schatzberg, his company, the university and severely depressed patients are huge. Corcept estimates that 3 million patients could benefit from the drug. Schatzberg, whose family has paper profits of nearly $12 million from Corcept stock, could reap millions more if the company’s treatment is approved.” Dr. Schatzberg’s extensive financial ties to pharmaceutical companies are listed at: http://www.mercurynews.com/mld/mercurynews/living/education/15004544.htm?
“Such conflicts are surprisingly common in the high-stakes world of academic medical research. But what makes Schatzberg’s case unusual is that two other top research psychiatrists have publicly attacked his work and accused him of shoddy science. Schatzberg’s conflict is a lesson in how hard it can be for a leading scientist at a major medical school to disentangle his outside financial interests from his academic role.”
An unusual development (in psychiatry) is that Dr. Schatzberg’s published and public claims were challenged by two prominent psychiatrists. Mercury News outlines the details of a poster critique by Drs. Bernard J. Carroll and Robert T. Rubin who “systematically picked apart the conclusions in three published studies of RU-486 in depression, two by Schatzberg and his colleagues, one by an independent group….The poster, presented at the annual meeting of the ACNP juxtaposed positive public statements about the drug by Schatzberg and other researchers and juxtaposed those statements against the individual’s financial interest in Corcept.  
There, for example, was Schatzberg saying RU-486 may be “the equivalent of shock treatments in a pill” and a statement pointing out that he owned 3 million shares of Corcept stock. The point was hard to miss: Researchers with a financial interest were expressing “considerable enthusiasm” for a treatment of questionable effectiveness.   
See: http://www.mercurynews.com/multimedia/mercurynews/archive/posteranddebate.pdf

Reference:

1. Cohen LS, Altshuler LL, Harlow BL, Nonacs R, Newport DJ, Viguera AC, Suri R, Burt VK, Hendrick V, Reminick AM, Loughead A, Vitonis AF, Stowe ZN. Relapse of major depression during pregnancy in women who maintain or discontinue antidepressant treatment.  JAMA. 2006 Feb 1;295(5):499-507.

Ver en: http://www.ahrp.org/cms/content/view/286/55/

La transición en Cuba – opina un investigador cubano

agosto 16, 2006

Planning for Cuba’s transition?
August 16 2006
Pedro A. Lopez-Saura, Researcher, Center for Biological Research, Havana, Cuba.

Dear Sir:
It is surprising that such a rigorous and serious journal, publishes such an editorial, based, indeed, on an absolute ignorance of what is happening or can happen in Cuba. Cuba’s healthcare system already made a very large transition in 1959 to the best indexes among the so called “third world” countries, even in some cases better than some of the so called “first world” (please look at WHO reports), particularly as compared to the United States. In fact, if the Lancet pretends to show and study how healthcare can be improved in developing countries, it should look at Cuba’s case as an example (which has been never taken into account). No one in Cuba wishes to go back. At the same time the Lancet should not ignore the effort that Cuba does to improve healthcare in other developing countries. For example, in your reports about the recent earthquake in Pakistan, there has been no mention to the more than 2000 Cuban doctors and nurses that worked in the very intensively damaged zones for more than 6 months. This has been highly acknowledged by the Pakistani people and government. At present there are more than 30000 Cuban doctors throughout Latin America, Africa and Asia, working in the mountains and rural zones, giving care to people that otherwise are not reached by their countries’ mostly private healthcare systems. The main medical journal in the world should pay attention to the so called “Operación Milagro” (Miracle Operation) in which more than 200 000 blind patients from Cuba, Venezuela, and other Latin American and Caribbean countries have recovered vision. Our closest neighbor should dedicate the 80 million USD you mentioned to improve the health of more than 40 million people they have without health coverage. On the contrary this sum will be used in Cuba to promote uneasiness and terrorism. I suggest the Lancet to review its editorials with the same rigour it does with the articles sent there.

Competing Interests: A Cuban doctor

References: World Health Organisation. WORLD HEALTH STATISTICS 2006

http://www.thelancet.com/journals/lancet/article/P…

Technorati

agosto 16, 2006

Este blog está registrado en Technorati: <a href=”http://www.technorati.com/claim/chi8g9hqy9” rel=”me”>Technorati Profile</a> .

Ver: http://technorati.com/.

LJ

El Imperio nos cuida, o Lancet ¿que te ocurre?

agosto 15, 2006

La revista británica The Lancet parece haber dejado de lado su habitual sensatez para publicar un editorial en el que pronostica, luego de la muerte de Castro, un período de caos en el que puede producirse una catástrofe humanitaria, frente a lo cual le sugiere a USA que prepare ayuda!

Acá va:

The Lancet 2006; 368:554

Planning for Cuba’s transition

Since Fidel Castro’s Aug 1 decicion to temporarily delegate leadership of Cuba to his brother, there has been an escalation in rhetoric aimed at influencing the transition to a post-Castro state. Uncertainty abounds, but if there is any consensus on what the future holds it is that Cuba will experience a period of rapid and uncomfortable change.

For health, the consequences are potentially dire. The central importance of Cuba’s purportedly efficient health system to its national identity means that health indicators will be the most sensitive measure of decline. Castro’s death, even if years from now, could herald a complex emergency: a difficult period of violence and internal divisions that put Cuba on the road to becoming a failed state. Cuba’s citizens are likely to require immediate humanitarian assistance to meet water, health, food, and shelter needs that have built up over years of neglect. Injustices and inequalities, although already present, will become more obvious and could lead to social unrest. For these reasons, it is essential to national stability that a functioning health system is maintained.

As Cuba’s closest neighbour, the USA must be ready to help meet immediate humanitarian needs, if the worst-case scenario arises. If suggestions made last month, by the US Presidential Commission for Assistance to a Free Cuba, are heeded, resources of US$80 million could be set aside for the task. But the challenges are immense. A massive influx of aid will overwhelm Cuba’s decrepit distribution network, and chaotic responses by Cubans in south Florida could undermine a coordinated response.

To help ward off instability, what is most needed from external actors is a considered plan to strengthen Cuba’s coping mechanisms. But because of the myriad uncertainties about how robust the Cuban health system actually is, planning for transition must be based on a careful analysis—better than the current guesswork—of what Cuba’s citizens will need the most.

Es curioso que se le sugiera a un país que ha tenido una catástrofe humanitaria (y moral) como en el caso del Katrina, que brinde apoyo a uno que maneja sus huracanes con absoluta solvencia, siendo ejemplo mundial al respecto.

Ver Editorial en: http://www.thelancet.com/journals/lancet/article/PIIS014067360669171X/fulltext. Se pueden enviar comentarios y creo que sería pertinente que los latinoamericanos lo hagamos.

LJ

Sitios mexicanos para consultar

agosto 15, 2006

Magdalena Herrera nos envía desde México esta lista de sitios donde se puede buscar material.

Estimados amigos:

Les envío algunos links donde podrán encontrar algún Material Latinoamericano sobre Bioética, esperando sean de utilidad para ustedes.

http://www.bibliojuridica.org/libros/libro.htm?l=1591
http://www.anahuac.mx/medicina/archivos/boletin.pdf
http://www.bioetica.com.mx/
http://www.bioetica.salud.gob.mx/
http://www.colbio.org.mx/index.php
http://www.imss.gob.mx/NR/rdonlyres/B1C2DA21-C45E-4EC2-BB72-1D9F2DBF925B/0/vol13_3principios.pdf

Muchos Saludos.

Magdalena Herrera Vázquez
Maestra en Ciencias de la Salud
Puebla, México

Avatares del aborto en Uruguay, Colombia y Brasil

agosto 14, 2006

Cadernos de Saúde Pública, la excelente revista brasilera, publica en su número de marzo/abril del 2005 un foro sobre el tema, con referencia a los tres países nombrados. Debora Diniz, una de las autoras y coordinadora del foro comenta que

“Los tres artículos presentan diferentes expresiones de un tema persistente para la salud pública y, más recientemente, para el debate bioético latinoamericano. América Latina posee una de las legislaciones más restrictivas sobre el aborto en el mundo. El aborto inseguro figura entre la tercera y cuarta causa de mortalidad materna en gran parte de los países, como una clara indicación de la urgencia del debate sanitario y ético. El objetivo es que este Fórum sobre el aborto fortalezca el debate público, laico y razonable sobre un tema que, al mismo tiempo, provoca nuestras certezas morales y nuestro compromiso con las libertades individuales y la salud pública.”

Ver en: http://www.scielo.br/scielo.php?script=sci_issuetoc&pid=0102-311X20050002&lng=pt&nrm=iso.

LJ

ADN, biobancos, etc

agosto 14, 2006

¿Que ocurre cuando entregamos una muestra de la que puede extraerse ADN? ¿Será adecuadamente anonimizada, quedará vinculada a nuestra historia clínica, servirá para desarrollar información o patentes que luego serán comercializadas sin nuestra participación? Todo esto está pasando en nuestro mundo y, aunque América Latina aún está lejos de planteos como el de Islandia o Inglaterra (creación de biobancos masivos, etc), deberíamos estar preocupados por el ADN que se llevan, de personas, plantas, etc, así como por las posibilidades de control social que el muestreo de ADN crea (todo parecido con el panóptico, o conexión con el biopoder es desmentida…). Para ilustración ver Roche y Annas: DNA Testing, Banking, and Genetic Privacy, en

http://content.nejm.org/cgi/content/full/355/6/545.

Seguiremos con el tema.

LJ

Una discusión vigente y que nos afecta

agosto 14, 2006

En el último número del New England Journal of Medicine hay un trabajo sobre lo que su autor llama “radical changes in drug-approval process”, o sea cambios radicales (?!) en el proceso de aprobación de las drogas. Si bien la propuesta final es nada menos que extender el tiempo de exclusividad, el trabajo es interesante y muestra, por ejemplo, la ausencia del seguimiento que se debería hacer sobre los medicamentos una vez que estos entran al mercado (menos del 10% de lo previsto), sin que existan sanciones por esto. Vale la pena leerlo, tomando en cuenta que el autor:Dr. Wood reports having received consulting or lecture fees during the past two years from Scirex, Sapphire Therapeutics, Abbott Laboratories, Elan Pharmaceuticals, NicOx, Medco, Novartis, and Eli Lilly; having acted as an adviser to various reinsurance companies regarding pharmaceutical matters; and serving as a director of Antigenics, chairman of the clinical advisory council and an investor in Symphony Capital, and a director of Symphony Neurodevelopment and Symphony Evolution. On September 1, 2006, Dr. Wood will become managing director of Symphony Capital. No other potential conflict of interest relevant to this article was reported. ¡PARECE QUE CON ESTO NO ES SUFICIENTE, PERO VIENE BIEN SABERLO!

Hay varias propuestas circulando, entre otras una de Marcia Angell (la editora del NEJM despedida por su fuerte posición ética frente a la industria), que postulan centralizar la investigación en organismos independientes, no comerciales, etc. Iremos publicando referencias a estas últimas. Para ver el trabajo de Woods en el NEJM ir a:

http://content.nejm.org/cgi/content/full/355/6/618

LJ

Avatares del aborto en la Argentina

agosto 13, 2006

Tema más polémico en nuestro continente que en otros, el aborto despierta pasiones (¿en el sentido kantiano?) que parecen irreconciliables. Las miradas desde las creencias religiosas y desde los derechos humanos no encuentran un sitio social habilitado para el diálogo. Las organizaciones de activistas (a favor y en contra) adoptan, a menudo, posiciones fundamentalistas. Mientras tanto el grave problema social y personal continúa, con una mayoría de mujeres pobres afectadas por la prohibición legal de abortar. Si nuestro continente está atravesado por la injusticia, este es uno de los temas donde se hace evidente en forma más desgarradora el impacto de la extracción de clase sobre las opciones reales en el tema salud.

Para la situación en la Argentina ver los materiales del grupo encabezado por Silvina Ramos en el CEDES ( http://www.cedes.org/informacion/ci/publicaciones/libros.html) y para un racconto que contribuye al relato denso ver el diario Página12 (http://www.pagina12.com.ar/diario/elpais/1-71329-2006-08-13.html).

Es imprescindible habilitar un espacio que permita el diálogo. El tema ya está instalado en la sociedad.

LJ

Material brasilero sobre ética en investigación

agosto 11, 2006

Dirce Guilhem, profesora de bioética en Brasilia y presidenta de FLACEIS (Foro Latinoamericano de Comités de Ética de Investigación en Salud), nos envía estas referencias a materiales muy interesantes utilizados por el Ministerio de Salud de Brasil en sus capacitaciones, y en cuya elaboración ha participado. Este tipo de materiales, producidos en nuestra región, significan un esfuerzo realmente valioso y que vale la pena intentar reproducir en cada país.

Capacitación para miembros de Comités de Ética en Investigación, vol 1: http://portal.saude.gov.br/portal/arquivos/pdf/volume1ceps.pdf

Capacitación para miembros de Comités de Ética en Investigación, vol 2: http://portal.saude.gov.br/portal/arquivos/pdf/volume2ceps.pdf

Si alguien tiene acceso a este tipo de materiales producidos en nuestros países sería bueno que envíe el vínculo para poder ponerlos en conocimiento de todos.

LJ

La distancia de poder viajar con cremas y geles a vivir en el Líbano

agosto 11, 2006

Mientras pasajeros de líneas aéreas internacionales se fastidian por las demoras en sus vuelos (cosa comprensible), otros seres humanos, envueltos en las consecuencias de la misma situación política, tiene otras preocupaciones vitales. Una noticia enviada por Claudio Schuftan a través de la lista de la Asamblea Mundial de Salud de los Pueblos, da cuenta de la dramática situación de la atención médica en el sur del Líbano, devastado por los bombardeos israelíes.

AID NOT ACCESSING to the PEOPLE in NEED in ISOLATED SOUTHERN TOWNS

“Our aid operation is like a patient starved of oxygen facing paralysis, verging on death” said Zlatan Milisic, World Food Program emergency co-coordinator in Lebanon.

Medecins Sans Frontieres (MSF) has meanwhile warned that hospitals in south Lebanon are running out of food, fuel and medical supplies.

UN’s top humanitarian official Jan Egeland noted: “It is a disgrace really. We have not had any access for many days to the besieged population of southern Lebanon”

The relief group Mercy Corps said it was repositioning aid material closer to southern cities after having to call off convoys because their destinations were under attack.

Parece un tanto más grave que tener el vuelo demorado o que sea obligatorio mandar las cremas y geles en la valija grande…

(Más información en http://www.paris.msf.org/site/themes.nsf/pages/libanCrise2006).

LJ

Ligadura de trompas y vasectomía en Rio Negro, Argentina

agosto 11, 2006

Río Negro: en 2005 se realizaron 430 ligaduras y 11 vasectomías

VIEDMA (AV)- El año pasado en Río Negro 430 mujeres se ligaron las trompas en los hospitales rionegrinos y 11 hombres se practicaron vasectomías. De ese total sólo en Villa Regina se realizaron 117 ligaduras y 16 en Viedma.Estas dos prácticas son legales en la provincia desde el 12 de octubre de 2.000 oportunidad en que los legisladores rionegrinos aprobaron la modificación de dos leyes… VER NOTICIA COMPLETA EN http://www.rionegro.com.ar/diario/2006/08/11/20068v11f12.php

Voices of Scientists at the FDA

agosto 10, 2006

Las presiones políticas derivadas de las necesidades comerciales se ejercen sobre los científicos que trabajan en la FDA. Para realizar la magnitud de estas presiones es conveniente ver la página de la Union of Concerned Scientists, y el dossier sobre la FDA: http://www.ucsusa.org/scientific_integrity/interference/fda-scientist-survey.html. Sería interesante saber que ocurre en este sentido en nuestros países latinoamericanos. ¿Alguien tiene acceso a trabajos serios sobre este tema?

LJ

Cobayos latinoamericanos I

agosto 9, 2006

Silvia Ribeiro

El jardinero infiel

Fabrizio y Jordano, dos de los 140 bebés peruanos que fueron sometidos a un experimento de la empresa Ventria Biosciences con sustancias derivadas de arroz transgénico, muestran alergias desde entonces, según declararon sus madres a la prensa (La República, Perú, 20/7/06).

Según el testimonio de Diana Canessa Garay, madre de 24 años, el año pasado llevó a su bebé de ocho meses al Hospital del Niño, en Lima, con un cuadro de diarrea severa. Una médica le ofreció entonces administrarle un “suero de arroz”, lo que la joven de 24 años aceptó ya que no tenía razones para desconfiar de la “autoridad médica”, y le preocupaba lograr la pronta recuperación de su único hijo. Firmó entonces la autorización que le pedían para poder administrarle el medicamento, sin comprender realmente las consecuencias que podría tener…

Ver completo en La Jornada: http://www.jornada.unam.mx/2006/07/30/028a1eco.php

Un debate para no pasar por alto

agosto 9, 2006

En este número de PLOS Medicine hay un debate muy, muy interesante entre Emanuel por un lado, y Lemmens y Elliott por el otro. El título es nada menos que:

Should Society Allow Research Ethics Boards to Be Run As For-Profit Enterprises? Ezekiel J. Emanuel, Trudo Lemmens, Carl Elliot, ver en: http://medicine.plosjournals.org/perlserv/?request=get-document&doi=10.1371/journal.pmed.0030309.

Se puede aportar al debate a través de e-letters, lo cual es bueno y lo hace aún mas interesante. El editorial de este número también es valioso ya que plantea el tema políticas editoriales e industria farmaceútica.

LJ